Otra vez John

Así funciona más o menos; o mejor, funcionaba, la 1. «Lanzadera volante» de John Kay en 1733. Este inventor hubo de huir a Francia porque con ello consiguió sustituir el trabajo de 300 hombres por una máquina. Lo querían matar.

Después fue necesario mejorar el proceso de hilado puesto que estas máquinas demandaban mayor cantidad de hilo. Se construyó la 2. «Spinning-jenny» (1764) de James Hargreaves que hilaba ocho hilos al mismo tiempo. Pero el resultado no fue del todo satisfactorio porque era demasiado quebradizo. Más adelante 3. Richard Arkwright inventó una nueva máquina, la «Water-frame» (1769) que conseguía un hilo más resistente, aunque demasiado grueso. Y por fin 4. Samuel Crompton logró la «Spinning-mule» (1779) que ofrecía un hilo fino a la vez que resistente. Ahora sólo quedaba fabricar una nueva máquina de tejer más rápida, puesto que se hilaba a tal velocidad, que las bobinas esperaban para producir los tejidos. En 1785 Edmund Cartwright inventa el 5. telar mecánico, dando solución a dicho problema.

Comentarios