La paradoja de la cultura

Mediante la cultura (instrumentos para sobrevivir en la naturaleza, normas, creencias) el hombre «recrea» un «ambiente» propio, que le proporciona una autonomía y una libertad de posibilidades sobre la naturaleza muy importantes, aunque a su vez —y paradójicamente— queda «atrapado» por la nueva lógica de su obra histórica. El hombre es al mismo tiempo artífice y esclavo de sus creaciones culturales.

Introducción a la sociología, La cultura, José Felix Tezanos. pág. 264. El paréntesis es mío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.