La madre de Lange

La cuarta entrega de la serie Imágenes para la historia es otra fotografía que llegó a convertirse en un icono. La madre pensativa con dos de sus hijos en plena depresión de los años treinta fue un hito en la historia de Dorothea Lange, su autora. Sin embargo, otra vez estamos ante una fotografía polémica.

La Gran Depresión
La madre migrante (1936)
DOROTHEA LANGE

FOTO: Dorothea Lange —La madre migrante (1936)

FOTO: Dorothea Lange —La madre migrante (1936)

Dorothea Lange (Nueva Jersey, 1895) fue una viajera incansable. Supo vencer la poliomielitis que sufrió de pequeña y dejaría mermada sus piernas. Antes de lanzarse a la calle había sido fotógrafa de estudio (se movió entre el grupo de f/64 y los pictorialistas), pero en los años treinta aceptó trabajar para la Farm Security Administration con el propósito de documentar la situación en la que vivían los aparceros norteamericanos. Fue aquí donde se gestaría el sello particular de su gran obra.

En una estampa desoladora, Florence Owens Thompson sostiene a dos de sus siete hijos. La imagen se tomó en una granja de guisantes de California donde se encontraba esta madre buscando sobrevivir a la Gran Depresión. Sin embargo, este encargo a Dorothea y otros fotógrafos como Walker Evans por parte de la oficina de Seguridad Agraria no está exento de polémica. Las fotos se realizaron con un fin propagandístico para justificar el «New Deal» del presidente Franklin D. Roosevelt. Cuidadosamente montadas, mostraban una miseria muy realista; pero lo cierto es que los campesinos se habían arruinado mucho antes del famoso crack de 1929, pudiendo haber sido mostradas con anterioridad y no entonces.

La Crisis de los Años Treinta hunde sus raíces a mitad de la década anterior, cuando los precios de los alimentos comenzaron a bajar debido a la recuperación de otros países tras la Gran Guerra. A finales de los veinte, los rumores del declive se confirmaron el Jueves Negro con la debacle de la Bolsa de Nueva York el 24 de octubre 1929. Se habían puesto a la venta 13 millones de acciones. Caída de los precios, pérdida de inversiones, desempleo, desaparición de la iniciativa privada. De todos los sectores que fueron arrastrados, el agrario no llegó a levantar cabeza, y el programa del nuevo reparto basado en las ideas keynesianas no consiguió recuperarlo. Se destruyó en varias ocasiones una parte de la producción para subir su cotización en el mercado, además de las subvenciones por parte del Estado. Todo esto provocaba el rechazo de los empresarios liberales republicanos sin mejorar la situación de los agricultores.

El trabajo de Dorothea Lange sobre la crisis de EE.UU. debe contemplarse como un documento importante de la historia contemporánea. Sin embargo, no debemos perder de vista que responde a un uso de la fotografía con intenciones propagandísticas, hecho que de algún modo le resta valor.

Autor: María Prietro Feu

2 Comments La madre de Lange

  1. Anónimo

    Gracias!!! Por hacer que descubriera todo lo que puede haber detrás de una bonita fotografía!!!

    Reply

Comentarios