#Inquietudes y libertad por Estefanía Pérez

Rescato ahora un trabajo atrasado que dio tantos frutos como otro cualquiera. Les dejo con Estefanía:

Hace un tiempo que llevo pensando en escribir aquella redacción sobre “las inquietudes”, porque tengo una espinita clavada por no escribirla en su tiempo, y en cuarto pensé: Las inquietudes, ¿qué es eso? Para mí lo importante eran otras cosas y otros entretenimientos, pero mejor tarde que nunca.

Sin embargo, llega un profesor, que con unas simples palabras, o según él dice, siempre son las mismas charlas, las cuales alguna gente les sirve y otras les hace pensar, que a eso que llamamos inquietudes, cuando menos te lo esperas afloran y están ahí presentes, en realidad siempre están. En mi caso yo siempre he sido una chica un poco despreocupada y vergonzosa que no se atreve a decir lo que siente ni hacer lo que verdaderamente me gusta, pero esa actitud no me lleva a ningún sitio. Pasa el tiempo y observas que unas cosas te llaman más la atención que otras, que unas sabes hacerlas mejor que otras.

Mis inquietudes hoy día son muchas por suerte, lo que mejor me hace sentir es el hecho de poder estudiar algo que me guste, como odontología, y que me sienta feliz haciendo lo que hago, que cada día que me levante sea capaz de superarme y sobre todo que ayude a la gente que es lo que de verdad me importa. Otras de las inquietudes más importantes es el hecho de salir del sitio en el que vivo, conocer gente nueva, nuevas caras, nuevas formas de ser, nuevos estilos, cambiar de aires como se suele decir, eso es lo que más necesito. En estos momentos todo es difícil y nos solemos ahogar en un vasito de agua pero la vida es un cúmulo de experiencias que hacen que llegues a lo que finalmente buscabas, y eso es lo que realmente quiero llegar a ser, sin que nadie me manipule y darme cuenta de las cosas que suceden a mi alrededor, porque de una cosa que sí me he dado cuenta, y me alegro, es darme cuenta que todo está lleno de mentiras.

Todo esto que tengo dentro es lo que me hace seguir adelante, porque la mayoría de las veces me vengo abajo porque no veo los resultados que me propongo, pero como siempre digo, ahí esta mi querida madre para levantarme el ánimo y decirme: “Los suspensos son para los estudiantes, nunca tires la toalla antes de intentar las cosas”, o como otra muy usual en ella: “Eres libre de hacer lo que quieras o lo que más te guste y nada ni nadie te tiene que hacerte dudar de ello” o como bien dice mi ídolo Will Smith en la película ‘En busca de la felicidad’ (que os la recomiendo a todos): “Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Si tienes un sueño tienes que protegerlo, porque las personas que no pueden hacer algo te dirán que tú tampoco puedes hacerlo. Si quieres algo ve a por ello y punto.” Y así me podría tirar todo el día.

Pero este último consejo de mi madre me inquieta un poco porque, la libertad se pone interesante desde el momento en que uno asume tareas importantes y comprometidas. Basta pensar en qué es la vida profesional para darse cuenta de que ser libre exige llenar la vida de contenido, tener un trabajo, un lugar que ocupar en la sociedad y si no hay tarea que hacer, viene el vacío, la pérdida de sentido de la vida, la sensación de inutilidad, e incluso la frustración.

Dado esto solo pienso dirigir mis pasos hacia una meta, organizar mi vida, mí tiempo futuro en torno a una tarea, a un ideal que valga la pena, y tener cada vez más inquietudes.

Y por último, para todo el mundo que me lea, les animo a que busque sus inquietudes porque lo reconozco, eres más feliz y te ayuda a darle sentido a tu vida, que por muy absurda que sea o pienses que no te servirán de nada, estáis totalmente equivocados, sirve para superarte y muchas ventajas más que encontraréis, que hay que aprovechar las oportunidades que te dan porque sólo te las dan una vez.

¡GRACIAS RAFA! por ayudarme a buscar mis inquietudes, ya fuera desde una charla, el día a día de la clase o un suspenso que me sirvió para pensar ¡y mucho!

Estefanía Pérez Espejo (Bobadilla, Jaén).

En twitter: @Stefania3

La conocí en uno de los institutos de la provincia de los olivos donde di clases. Suspendió un examen de historia o un trimestre, qué más da. Es fiel ejemplo de que nadie muere por un suspenso y de que se aprende más en las caídas que en los aciertos. Hoy día es una magnífica estudiante que continúa esforzándose por alcanzar su sueño.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.