La rapada de Capa

Una de mis fotografías preferidas de la segunda Guerra Mundial y de Robert Capa es esta rapada de Chartres. Imagen dura donde se aprecia la oscuridad de la condición humana, lo más deleznable del hombre, la historia que encierra es digna de conocerse, sobre todo si su análisis está realizado con el mimo y la diligencia con la que esta alumna elabora sus trabajos. Decimotercera entrega de Imágenes para la Historia.

FOTO: Robert Capa —La rapada de Chartres (Francia, 1944)

FOTO: Robert Capa —La rapada de Chartres (Francia, 1944)

Continue reading

Miliciano republicano de Robert Capa

Inicio una nueva sección en el blog: Imágenes para la Historia. Está elaborada por mis alumnos e irá creciendo con el paso del tiempo en una sucesión de entradas que tratarán de analizar imágenes que impactaron (o debieron hacerlo) en la retina de la conciencia mundial. La única excepción de momento será ésta con la que abro este bloque, una fotografía de Robert Capa analizada por mí. Anticipo que no será la única del famoso fotógrafo.

Guerra Civil Española
Miliciano republicano (Córdoba, 1936)
ROBERT CAPA

Miliciano republicano (Córdoba, 1936) Robert Capa

FOTO: Robert Capa —Miliciano republicano (Córdoba, 1936)

Continue reading

No quiero nada con Robert Capa

A pesar del título no es este otro post sobre el fotógrafo húngaro. Al menos no del todo. —«No quiero nada con Robert Capa»— fue lo que me dijo una chica que conocí la otra noche. Había oído que la foto del miliciano estaba trucada, a lo que respondí: pero tiene más, cubrió cinco guerras, estuvo a punto de morir en todas ellas, fue herido, cayó enfermo, combatió codo con codo con los soldados, fue el único periodista en el primer batallón que arribó en las playas de Normandía el día D… Niet: «No quiero nada con Robert Capa».

Continue reading

El ejemplo de Meneses

«Comprendió la vida. La vivió intensamente. Fue espléndido a la hora de dar a la vida todo lo que tenía que darle… Vivió con valor, con vigor, con una insólita integridad».

Edward Steichen sobre Robert Capa

De haber sabido que la publicación de mi artículo rondaría el centenario del nacimiento de Roberto Capa hubiese hablado de él por motivos comerciales, pero como no fue así y tampoco soy muy de venderme el destino ha querido que en el cumpleaños del maestro recordemos a otro grandísimo de este mundo.

La última vez que vi a Enrique Meneses fue en Cuba, me llevé su libro a la isla. Sí, esto es tanto como decir que no lo vi nunca, pero desde entonces no he podido evitar acordarme con bastante frecuencia de este viejo periodista que tenía la grandeza de atender a personas como el que firma lo que escribe. Les paso un fragmento de la conversación que intercambié con él en mayo de 2011.

Continue reading

El violonchelista y la canadiense

Hace ya más de un año que visité en Verona una exposición de Robert Capa. Se llamaba así, como él. O como el nombre que le puso Gerda Taro, pues ya saben que el suyo verdadero era Andree Friedman. Una de las mejores muestras de fotografía en las que he estado, y puedo asegurarles que van siendo unas cuantas. Para que se hagan una idea, sólo en los Rencontres d’Arles (Francia), hace dos veranos, sesenta y siete salas anduve. Cada vez que cojo la mochila lo hago con la excusa de meterme en una de ellas. Hagan cuentas.

Robert Capa © 1939

Robert Capa. Francia. Bram. Marzo, 1939. Músico de la filarmónica de Barcelona en el campo de internamiento de refugiados.

Como les decía, creo haber contado que en Verona, donde Romeo y Julieta, conocí a otra profesora canadiense con la que coincidí de manera fortuita. Un encuentro casual si quieren llamarlo así. Juntos recorrimos sus calles y llegamos incluso a ver la ópera de Carmen en la Arena de la ciudad, el anfiteatro. Fue increíble oír la música de la orquesta mientras la brisa francesa de julio me acariciaba la cara y un vaso de vino tinto me mojaba el paladar.

Continue reading

La distancia de Capa

Si tus fotos no son buenas es que no te has acercado lo suficiente.

“If your pictures aren’t good enough, you’re not close enough”.

Traducir esta mítica frase de Robert Capa como si se refiriese a la distancia física entre el fotógrafo y el sujeto fotografiado es un error, pues de lo que hablaba Capa era de un acercamiento en la distancia emocional: “Si tus fotos no son lo suficientemente buenas, es que no estás lo suficientemente cerca”.