La lluvia de Hazm

Prosigue y no desmayes, y ten en mucho lo poco conseguido, pues la llovizna no es abundante y, sin embargo, cala.

Ibn Hazm, El collar de la paloma (1022)

Anoche

Anoche;
no lo había sentido
antes.

#14.02.15

Al poeta Manolo Escudero, maestro del acróstico que una vez me enseñó.

Mi primera mujer

Escuchar a Marcos Ana, independientemente de que compartamos su ideología (con lo que ha vivido no se puede ser otra cosa), cautiva y atrapa enseguida. La primera vez que lo vi fue en un programa de la extinta Canal Sur 2, Las Mil y Una Noches o algo así se llamaba. Ahora les traigo un fragmento de este libro en forma de audio, pinchen y disfruten.

Una tarde, casi al anochecer, me encontré con un amigo de la infancia; un hombre de negocios que aunque no participaba de mis ideas me había visitado alguna vez en la cárcel de Porlier…

 

ADAPTACIÓN: Texto «Mi primer amor» de Marcos Ana.
Inc. Decidme cómo es un árbol. Tabla Rasa, 2007.
MÚSICA: Astor Piazzola, Tres Tangos, Aconcagua Part II.
VOZ: Jon Sedano

Continue reading

V

Orador implacable y solitario:
no importa que tu palabra
caiga
como una piedra sobre el agua
y se hunda.

No importa que el silencio
de los que no te escuchan
alce
una barrera fría e implacable
en torno a ti.

Espectáculo ardiente y abnegado,
llama que te consumes en tu esfuerzo,
arde un momento, y calla.

Y luego,
tras el instante enorme del silencio,
cuando la tarde se convierta en sombra,
verás brillar contra los imprecisos
pabellones lejanos
la roja luz, reflejo de tu aurora.

Ángel González,
Palabra sobre palabra.