La tragedia española

Fue en España donde los hombres aprendieron que es posible tener razón y aun así sufrir la derrota. Que la fuerza puede vencer al espíritu y que hay momentos en que el coraje no tiene recompensa. Esto es sin duda lo que explica por qué tantos hombres en el mundo consideran el drama español como su drama personal.

Albert Camus, escritor.

Ángeles en la guerra

Lo hablaba el otro día con un colega del trabajo; no aprendimos nada de nuestra historia más cercana en la Uni. Ni siquiera había un tema específico al respecto, no digo ya una asignatura. La historia de Málaga se la pasaron por el arco del triunfo quienes diseñaron los planes de estudio. Al menos es lo que recuerdo, es decir, nada. Sin embargo, esto no exime mi responsabilidad a la hora de acercarme a ella, pues no necesitamos de Universidades ni Escuelas para aprender ciertas cuestiones. De modo que en eso estoy, investigando un poco qué pasó en la guerra civil española en Málaga. O mejor dicho: cómo pasó.

Continue reading

#20D

Llevo estudiando Historia toda mi vida y una de las pocas cosas que tengo claras es que somos un país cainita con más de cinco guerras civiles. Circula por la red una cita de Bismarck (posiblemente falsa) que dice que España es sin duda el país más fuerte de Europa porque lleva toda su historia luchando por destruirse y aún no lo ha conseguido. Mi carta de Reyes Magos favorita es la abdicación de Amadeo de Saboya en 1873 cuando después de «dos largos años» dijo que abandonaba el trono ya que nuestro problema no era otro que nosotros mismos. La razón es la cosa que está mejor repartida, pues todo el mundo cree que la tiene. Pero lo peor es que somos intolerantes con las opiniones distintas. El historiador Laurence Rees nos ha explicado por qué el odio a los demás une más que el afecto, mientras algunos todavía se preguntan por qué los políticos juegan al “y tú más”. Lo leído me dice que la próxima legislatura será difícil con tantos partidos luchando por el poder. La democracia no sólo es representatividad, la componen otros elementos como bien nos enseñó ya por el XIX Alexis Tocqueville. Si no estamos a la altura terminaremos perdiendo las formas como pasó no hace tanto. Con todo ello, nunca creí que llegaría a conocer a ningún partido político capaz de organizarse tras el mensaje del respeto y el consenso, como en la Transición. No creo que dure mucho porque además de caines somos ciegos en el buen reconocimiento, y porque los partidos políticos españoles se componen de españoles. Cuando murió Suárez leí a Pérez-Reverte decir: «Presidente, no mereció la pena hacer tanto por estos desagradecidos».

El juego de Centelles

Premonitoria cuanto menos, la fotografía de Agustí Centelles es una imagen que anuncia el legado que abona toda guerra: el odio heredado en los niños. La duodécima entrega de Imágenes para la Historia es un ejemplo magnífico de lo que les cuento.

Guerra Civil española
Jugando a la guerra (Guadalajara, 1936)
AGUSTÍ CENTELLES

FOTO: Agustí Centelles —Niños jugando a la guerra (Guadalajara, 1936)

FOTO: Agustí Centelles —Niños jugando a la guerra (Guadalajara, 1936)

Continue reading

Sólo la desgracia hace a los hombres hermanos

«En honor del pueblo de Cádiz, debo decir que jamás vecindario alguno ha tomado con tanto empeño el auxilio de los heridos, no distinguiendo entre nacionales y enemigos, antes bien, equiparando a todos bajo el amplio pabellón de la caridad. Collingwood consiguió en sus memorias esta generosidad de paisanos. Quizá la magnitud del desastre apagó todos los resentimientos. ¿No es triste que sólo la desgracia hace a los hombres hermanos?».

Continue reading