#El arte griego

Me paré de repente. La mirada se me quedó congelada en algún punto de la clase, y caí sentado en mi silla de profesor. Aquella pose introspectiva parecía digna de una fotografía de exposición, de esas que cuelgan con paspartú en elegantísimos marcos negros. La verdad es que el peso de la docencia es cada vez mayor. Y como me dijeron: «El toro cambia, pero el torero siempre es el mismo».

Continue reading

La piazza

Logia dei Lanzi en la Piazza della Signoria

Loggia dei Lanzi en la Piazza della Signoria (Florencia, Italia © 2012)

Un grupo de turistas descansan en las escaleras de la Loggia de Plaza de la señoría en Florencia. Era julio y pegaba el sol. Unos están inmersos en sus móviles, otros leen las guías o ven planos para continuar recorriendo la ciudad. Ninguno conversa. Los hay, incluso, que echan un sueño; aunque quizá estos últimos no sean foráneos de vacaciones por más tiempo libre que tengan. Lo que me llamó la atención fue cómo le daban la espalda al arte. Detrás tenemos una serie escultórica increíble. Coronada por el grupo de Políxena de Pio Fedi y flanqueada por Perseo con la cabeza de Medusa, de Benvenuto Cellini, a un lado; y las Sabinas y Thusnelda del arte clásico romano, al otro.

El árbol de Chesterton

Mientras consideremos un árbol como una cosa obvia, natural y razonable creada para alimentar a una jirafa, entonces no podemos maravillarnos cabalmente de ese mismo árbol.

G. K. Chesterton

La distinción de Ray

Lo que distingue a nuestra raza, y sólo a algunos de sus representantes, es su capacidad de crear obras no necesarias. Es como si fuésemos dioses liberados de la necesidad de sobrevivir.

Man Ray, fotógrafo.

People and dogs

Lo que Ryszard Kapuściński llamó el «otro» tiene para mí el mismo efecto que para el famoso reportero. En todas mis fotografías, al menos aquellas de las que me siento más satisfecho, aparecen personas, pues es la condición humana la piedra angular sobre la que giran mis inquietudes. Pienso que vivimos bajo la estúpida idea de que somos diferentes, creemos que existen los otros. No es así, ni siquiera hay razas; bueno sí: la humana. Esta colorida galería tiene por objetivo reunir a esas gentes que voy encontrándome en los viajes, y demostrar que existe una esencia que nos une. Indudablemente somos parte de un conjunto que nos relaciona para bien y para mal. Y luego los perros, salpicando esta muestra para dotarla de esa humanidad de la hablo: perros. Como muchos fotógrafos —quizás Elliott Erwitt sea el más conocido— me divierten las escenas en las que aparecen estos fieles amigos del hombre. A veces cómicas, a veces enternecedoras. Será esta una ventana siempre abierta y viva para enseñar a todos aquellos que deseen mostrarse, por ello irá creciendo con el tiempo. Espero.

Continue reading