La #Españeta en Antonio

La España de charanga y pandereta,
cerrado y sacristía,
devota de Frascuelo y de María,
de espíritu burlón y alma inquieta,
ha de tener su marmol y su día,
su infalible mañana y su poeta.
En vano ayer engendrará un mañana
vacío y por ventura pasajero.
Será un joven lechuzo y tarambana,
un sayón con hechuras de bolero,
a la moda de Francia realista
un poco al uso de París pagano
y al estilo de España especialista
en el vicio al alcance de la mano.
Esa España inferior que ora y bosteza,
vieja y tahúr, zaragatera y triste;
esa España inferior que ora y embiste,
cuando se digna usar la cabeza,
aún tendrá luengo parto de varones
amantes de sagradas tradiciones
y de sagradas formas y maneras;
florecerán las barbas apostólicas,
y otras calvas en otras calaveras
brillarán, venerables y católicas.
El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero,
la sombra de un lechuzo tarambana,
de un sayón con hechuras de bolero;
el vacuo ayer dará un mañana huero.
Como la náusea de un borracho ahíto
de vino malo, un rojo sol corona
de heces turbias las cumbres de granito;
hay un mañana estomagante escrito
en la tarde pragmática y dulzona.
Mas otra España nace,
la España del cincel y de la maza,
con esa eterna juventud que se hace
del pasado macizo de la raza.
Una España implacable y redentora,
España que alborea
con un hacha en la mano vengadora,
España de la raza y de la idea.

Antonio Machado.
El mañana efímero, 1913

#Y otra de arena

Cuando uno oye en la sala de profesores –menos mal que tiempo ha— que lo del informe PISA y tal es una cagarruta, y que los alumnos –y alumnas, claro— de hoy están mejor preparados que los de antes. Uno no puede más que retorcerse de dolor ante semejante estupidez. Eso o dar un grito en el cielo para tratar de que el ciego en cuestión vea por fin la luz. Aunque lógicamente, no hay más ciego que el que no quiere ver.

El caso es que hace unos cursos me ocurrió algo ‘asín’. Un compañero de cuyo nombre no quiero acordarme, decía que los chavalines que corretean por los pasillos de un ‘ies’ como auténticos salvajes saben hacer la «o» con un canuto más redondita que los de antes. Los mismos que pintan casi de todo menos su cuaderno, salvo en plástica. Hablando con el compañero de Dibujo, me dice que en sus clases cuando tienen que dibujar no dibujan, y en cambio en las mías dibujan –entre otras cosas ajenas a la Historia— y eso hace preguntarme si en la de Plástica harán Historia…

Continue reading

Los minutos de Machado

Nuestras horas son minutos cuando esperamos saber, y siglos cuando sabemos lo que se puede aprender. Todo lo que se ignora se desprecia.

Antonio Machado, poeta español, el más joven
representante de la Generación del 98.