ESA gente solidaria

El martes 16 de diciembre a las 20.30 h. tendrá lugar la proyección en el Aula Magna del IES La Rosaleda en la que presentaré El camino de Ruanda.

El verano pasado volví a uno de esos lugares que se encuentran tan lejos de nuestro mundo. Los meses de julio y agosto estuve de nuevo en el corazón de África, esta vez en Ruanda. Había contactado con la ONG Mil Colinas, pero mi intención era conocer otros proyectos de un país que vivió, hace ahora dos décadas, la mayor matanza de la historia. En apenas tres meses murieron más de un millón de personas, no con bombas o armas de fuego, sino con machetes y piedras. Hutus y tutsis protagonizaron uno de los episodios más desgarradores de la condición humana, ante la pasividad y el cinismo de autoridades internacionales como la ONU.

La inquietud me empujó a ver qué había sido de aquel lugar en el que entonces corrieron ríos de sangre por carreteras y caminos. Pero quería hacerlo cerca de quienes no han perdido ni la fe ni la confianza en el género humano. Así que decidí visitar algunas asociaciones que trabajan diariamente, de una u otra forma, para que este deleznable suceso no vuelva a repetirse.

Tras involucrarme en diferentes causas desde que empecé en Marruecos en 2006, he pasado por distintos lugares siendo testigo de personas que se encuentran en situación de extrema pobreza. Marruecos, Cuba o la India son ejemplo de ello. También he visto cerca el drama de los refugiados saharauis o el de los palestinos cuando estuve Cisjordania en 2012. Olí en el orfanato de Mukono (Uganda) cómo apesta la marginación y la violencia familiar. Pero lo vivido el verano pasado ha sido sin duda una experiencia inolvidable. Quizás, no por las situaciones con las que me he cruzado: el sida, la malaria, los enfermos epilépticos, el abandono, la miseria de familias enteras desnutridas; son imágenes que se quedarán en mi memoria. Pero lo que me ha impresionado de todo ello ha sido la capacidad que tienen algunos para superar tales problemas y ayudar a los demás. La sonrisa en la boca del que no tiene otra cosa que ofrecer cobra muchísimo más valor. Todo un ejemplo a seguir que me sirve en lo personal, en mi día a día.

Sigo sin dar crédito a la labor que hace Mil Colinas, una ONGD española que lucha incansable para permitir que 150 niños puedan seguir estudiando. No sólo a través de becas, esto sería demasiado “sencillo” para ellos, sino que cuentan con un proyecto de Educación en Valores en el que realizan un seguimiento que sorprendería a cualquier docente aquí en España. Porque a un país que no tiene libros en sus Escuelas no se le puede juzgar. Y esto bien lo saben Safa, Olive, Angelique y Tharcisse; sus educadores, y también María Fernández y Jesús Chamorro, los fundadores de Mil Colinas que conocí estando en aquel rincón del mundo llamado Rukara. A mí me abrieron sus puertas para permitirme verlos reír y llorar. Vi en Ruanda la labor que llevan a cabo hasta haber creado una gran familia en mitad de la nada; en mitad de una realidad que asuela sólo de pensar que pocos años atrás, en la misma iglesia en la que ahora rezan, o en el mismo Centro de Salud donde hoy se curan, se habían producido juicios sumarísimos, torturas y asesinatos.

Por todo esto, Mil Colinas es necesaria y me encuentro en deuda con ellos. Con este mensaje trato de explicar cómo he decidido apoyarles, explicando con imágenes y vídeos, para quienes no tengan la suerte de ir allí y verlo con sus propios ojos; para que puedan ver que la utopía de Mil Colinas existe y que es muy fácil colaborar con ellos. El martes 16 de diciembre a las 20.30 h. tendrá lugar la proyección en el Aula Magna del IES La Rosaleda en la que presentaré El camino de Ruanda. Una serie de fotografías que explican la experiencia vivida durante los dos meses de viaje en los proyectos que visité: Mil Colinas, Abadahemuka y Street Children Project. Durante el acto se podrán a la venta postales (que pueden ver en el vídeo) y un póster-calendario; cuya recaudación irá a parar íntegramente al proyecto de Mil Colinas.

Además, con mis alumnos de Enseñanza para Adultos hemos iniciado una campaña que durará todo el curso para albergar esta y otras iniciativas solidarias.

Su hashtag en las redes sociales es #esagentesolidaria.
Su página www.facebook.com/esagentesolidaria.
Tú también tienes cabida en él.

Me produciría una satisfacción enorme saber que he conseguido mi sueño: que comprendas la importancia y el significado de esta historia, y que de algún modo participes. Puedes colaborar con la adquisición de las postales o el calendario, puedes visitar la web de Mil Colinas y hacerte socio, puedes viajar a Ruanda y comprobarlo por ti mismo… pero quizás pienses que todo eso se te escapa de las manos; no hay problema, puedes compartir este enlace, venir a la charla, invitar a tus amigos… aportar un grano de arena está al alcance de todos nosotros.

Si quieres colaborar aporta tu donativo a partir de…

Póster-Calendario (Tamaño A3): 5€
Equivale al material escolar de un/a niño/a de Primaria durante un curso entero.

Postales (Tamaño 10×15): 2€
Equivale a la merienda diaria de 8 niños/as.

Paquete de 5 postales (+ una postal de regalo a elegir): 10€
Equivale al material escolar de un/a niño/a de Secundaria durante un curso entero.

Paquete de la colección completa de 10 postales (+ Póster-Calendario de regalo): 20€ Cuatro calendarios (+ paquete de 3 postales a elegir de regalo): 20€ 
Equivale a la matrícula escolar trimestral de un joven de Secundaria. 

Para más información sobre paquetes de pósters, postales u otras artesanías hechas en Rwanda, escribir a: info@milcolinas.org.

Enlaces relacionados:

www.milcolinas.org
www.milcolinas.org/postales
www.facebook.com/esagentesolidaria

#esagentesolidaria

1 Comment ESA gente solidaria

  1. Rafa.

    Por si alguien vuelve a pasar por aquí, me gustaría decir que la charla tuvo un éxito rotundo. El Aula Magna tiene un aforo de más de 150 personas e hicieron falta algunas sillas porque no se cabía. No he escuchado un solo comentario negativo sobre la misma, y las postales y los calendarios se repartieron prácticamente por completo. MUCHAS GRACIAS a todos los que vinisteis o tuvisteis esa intención porque lo importante era eso, estar ahí.

    Un abrazo.

    Reply

Comentarios