El soldado de Peter

La entrega que nos toca ahora para Imágenes para la Historia es una nueva fotografía que ha pasado a la historia y resulta mundialmente conocida. También cargada de una simbología muy fuerte: la presión del régimen comunista en la República Democrática Alemana.

Guerra Fría
Soldado saltando el Muro (1961, Berlín)
PETER LEIBING

FOTO: Peter Leibing —Soldado saltando el Muro (1961, Berlín)

FOTO: Peter Leibing —Soldado saltando el Muro (1961, Berlín)

En 1961 Peter Leibing tomaba una imagen icónica para la agencia de Hamburgo Contiepress: un militar fugándose de la República Democrática Alemana. Aunque la alambrada de púas terminaría convirtiéndose en el famoso Muro de Berlín, al autor de la fotografía que hoy se vende como souvenir en el Checkpoint Charlie no se le conocen otros trabajos similares.

El 15 de agosto la policía había informado de una posible evasión. En aquel momento el muro se encontraba en su tercer día de construcción; tan solo era una empalizada de alambre de espino. La gente de la parte occidental gritaba «Komm rüber!» (¡Ven aquí!) y el soldado Hans Conrad Schumann de 19 años saltó huyendo de la presión soviética. Se trataba de un guardia fronterizo del Nationale Volksarmee (Ejército Popular Nacional) que posteriormente pudo alejarse a toda velocidad en un coche de policía de la República Federal Alemana. En la actualidad sigue considerándose una de las primeras personas que consiguió escaparse de la RDA, y sin duda es la más conocida de todas. Curiosamente, su vida terminó de un modo trágico cuando se ahorcaría en 1998 en la ciudad de Oberemmendorf.

Tras la segunda Guerra Mundial, Europa quedó dividida en diversas zonas de influencia. Alemania y Berlín fueron ocupadas por los Estados vencedores de Reino Unido, Francia, Estados Unidos y la Unión Soviética. Los tres primeros unificaron sus respectivos territorios bajo el sistema del marco alemán. La URSS reaccionó en 1948-49 bloqueando Berlín Oeste. Occidente respondió con el puente aéreo más sofisticado de la historia. Los aviones llegaban con un margen de tres minutos proveyendo de las riquezas más sugerentes que ofrecía el modelo liberal-capitalista. A fines de los años cincuenta, los alemanes de la RDA protagonizarían una fuga masiva por desgaste del modelo soviético. Berlín se convertiría en una especie de sumidero por donde se escapaban miles de personas. En 1961 decidieron construir un muro que taponase esta pérdida a lo largo de sus 160 kilómetros que estrangulaban el Berlín occidental; hasta que el 9 de noviembre de 1989 fue derribado por el pueblo alemán para unificar de nuevo la nación alemana.

La imagen de Leibing, que se había convertido en un símbolo de la huida del sistema comunista, entró en el Programa de Memoria del Mundo de la UNESCO (2011).

Autor: Concepción Ruiz González

Comentarios