El odio

Moncho:

Cuando uno se muere… ¿se muere o no se muere?


Don Gregorio:

¿En su casa qué dicen?


M:

Mi madre dice que los buenos van al cielo y los malos al infierno.


D.G.:

¿Y su padre?

M:

Mi padre dice que de haber Juicio Final los ricos se irían con sus abogados, pero a mi madre no le hace gracia.

D.G.:

¿Y usted qué piensa?

M:

Yo… tengo miedo.

D.G.:

¿Es usted capaz de guardar un secreto? (Moncho asintió) Pues en secreto, ese infierno del Más Allá no existe. El odio, la crueldad: eso es el infierno. A veces el infierno somos nosotros mismos.

Comentarios