La tragedia española

Fue en España donde los hombres aprendieron que es posible tener razón y aun así sufrir la derrota. Que la fuerza puede vencer al espíritu y que hay momentos en que el coraje no tiene recompensa. Esto es sin duda lo que explica por qué tantos hombres en el mundo consideran el drama español como su drama personal.

Albert Camus, escritor.

Los pueblos de Popper

El error fundamental de la doctrina que hace coincidir la nación con el Estado es el supuesto de que los pueblos o naciones existen antes que los Estados —algo así como raíces— como unidades naturales, que en consecuencia deberían estar ocupados por estados. Pero la realidad es la contraria: son los pueblos o naciones los creados por los Estados.

Karl Popper, filósofo.

La nación de Renan

Antes que la cultura francesa, la cultura alemana, la cultura italiana, está la cultura humana. Ved a los grandes hombres del Renacimiento; no eran ni franceses ni italianos ni alemanes. Habían reencontrado, a través de su trato con la antigüedad, el secreto de la verdadera educación del espíritu humano, y se consagraron a ella en cuerpo y alma. ¡Cuán bien hicieron!

Ernest Renan, —¿Qué es una nación?,
Conferencia dictada en la Sorbona, París, 1882.

Platón antes que Adam Smith

Todas las cosas serán producidas en superior cantidad y calidad, y con mayor facilidad, cuando cada hombre trabaje en una sola ocupación, de acuerdo con sus dones naturales, y en el momento adecuado, sin inmiscuirse en nada más.

Platón, filósofo griego.

La propaganda de Aperture

Todo es propaganda de lo que uno cree. Cuanto más intensa y profundamente crees en algo, más propagandista te vuelves. Convicción, propaganda, fe , no lo sé, nunca he podido llegar a la conclusión de que ésa sea una mala palabra.

Aperture, 1982. Recogido de Joan Fontcuberta (2000): El beso de Judas.