La historia no sirve para nada

Rescato esta propuesta antigua de mi querida Almudena que fue publicada hace un par de años (11/10/2011) en blogspot.

Hace un par de años que me fui de un pueblo de Jaén donde di clases, y como saben los viejos del blog, de ahí me quedaron buenos recuerdos y mejores amigos. Algunos fueron compañeros, otros fueron alumnos. De estos últimos Almudena, que ha participado otras veces en «novadeHistoria» me envía hoy la propuesta de un debate sobre la Historia.

Leyéndolo me acuerdo de las palabras de Domínguez Ortiz que tuve la ocasión de disfrutar cuando alguien, precisamente de Jaén, me regaló un libro sobre la biografía del egregio profesor de Historia. Aquellas palabras pronunciadas de los labios de una persona dedicada toda su vida a esta ciencia decían: La historia no sirve para nada.

Imagino que muchos que lean esto pensarán que el viejo historiador les estará dando la razón, pero nada más lejos. ¿Cómo va a defender la inutilidad de la historia un hombre que ha dedicado toda su vida a su estudio? Quizás, más adelante aclararé por qué lo dijo. O por qué creo que lo dijo.

Continue reading

#Telemierda

Es un tema muy manido. Quizás por eso creo no haber hablado nada en toda la historia de este blog, o haber hablado tan poco que no lo recuerdo. Y sin embargo, pienso que apenas se comenta ya precisamente por eso, por aburrimiento. Nos ganaron los malos y con razón, pues no se equivocaron cuando sabían lo que queríamos ver por la tele, cuando se dieron cuenta de que el menú bigcacadelavaca TV es lo que más pide el cliente que enciende lo que antes se llamaba ‘la caja tonta’ y ahora la llaman ‘la caja sucia’. Por eso me gusta hablar de telemierda, más que de telebasura. Hemos llegado a un grado tal que esto apesta de verdad y el reciclaje es imposible.

image

El Roto en El País.

Continue reading

#Blanco, negro, y grises

Estaba ayer dándole vueltas a la cabeza mientras me cepillaba los dientes. El tarro sigue dando vueltas, es imposible pararlo. A veces me gustaría aprender de una puñetera vez a meditar, pero se ve que no sirvo. Aunque éste es otro tema. El caso es que como soy romántico y enfermizo igual que Bécquer; ya menos de lo primero que de lo segundo, ambas cosas por la edad. Cada vez son más tristes las canciones de amor, como decía Sabina. Perdonen, sé que me enredo demasiado en las ramas. Bien, a lo que iba. Estaba yo a lo mío y se me ocurrió pensar en los medicamentos esos que venden en la herboristería, y la polémica al respecto de si son mejores o peores, de si las farmacéuticas intentan eliminarlos del mercado porque les hacen demasiada competencia y tal. La cuestión es que caí en la cuenta de lo complicada que son las cosas y de lo sencilla que nos empecinamos en verlas a veces.

Piensa, El Roto

El Roto. Piensa.

Continue reading

#Doctora María

Nos separaba una barra y cinco whiskys cuando la conocí. María ponía copas y yo música. En toda la noche no recuerdo hablar prácticamente con nadie; permanecí encerrado en aquella cabina pinchando discos hasta que salió el último borracho y cerraron la persiana. Me senté esperando la paga entre varios compañeros del curro, y justo ahí empezó todo. Entre dependientas, basureros, comerciantes, monitores deportivos.

No se me olvidará la conversación por la que comenzamos a discutir. Aún me río cuando me acuerdo. Debatíamos por qué los negros flotan menos. Mis argumentos a las seis de la madrugada se los pueden imaginar ustedes. Digamos que eran de peso. Pero tú, que eres la Juana de Arco de las causas perdidas, no podías comprender por qué nos afanábamos en afirmar que los negros flotasen menos. Los negros no podían ser menos en nada. Y así empezó nuestra amistad; como empiezan todas mis grandes amistades, en mitad de la polémica.

Continue reading

Español

Los españoles siempre hemos sido un país de aburridos; nunca fuimos emprendedores. Nuestros sueños con el paso del tiempo no han cambiado: tener un trabajo fijo, una casa para toda la vida y la misma pareja hasta que la muerte nos separe. Todo lo contrario a experimentar, viajar y conocer. Lo opuesto a vivir, por cierto.

#Y otra de arena

Cuando uno oye en la sala de profesores –menos mal que tiempo ha— que lo del informe PISA y tal es una cagarruta, y que los alumnos –y alumnas, claro— de hoy están mejor preparados que los de antes. Uno no puede más que retorcerse de dolor ante semejante estupidez. Eso o dar un grito en el cielo para tratar de que el ciego en cuestión vea por fin la luz. Aunque lógicamente, no hay más ciego que el que no quiere ver.

El caso es que hace unos cursos me ocurrió algo ‘asín’. Un compañero de cuyo nombre no quiero acordarme, decía que los chavalines que corretean por los pasillos de un ‘ies’ como auténticos salvajes saben hacer la «o» con un canuto más redondita que los de antes. Los mismos que pintan casi de todo menos su cuaderno, salvo en plástica. Hablando con el compañero de Dibujo, me dice que en sus clases cuando tienen que dibujar no dibujan, y en cambio en las mías dibujan –entre otras cosas ajenas a la Historia— y eso hace preguntarme si en la de Plástica harán Historia…

Continue reading

#Echar la pota

Últimamente suelo acordarme de la familia de algunos con más frecuencia de la que me gustaría. En concreto lo hago de sus madres, pues estos hijos de puta de distinto pelaje —en este caso no hay distinciones— me están provocando una úlcera estomacal cuanto menos. Creo que en los últimos años habré generado bilis suficiente como para que me explote la vesícula de una puta vez. Aunque no sólo son ellos, niet. A la causa también contribuyen los tontos del ciruelo que no se enteran de qué narices va la película, un ominoso largometraje que lleva varios siglos proyectándose en este país de mierda.

El Roto. Libertad de expresión.

El caso es que hoy tengo motivos suficientes para ciscarme en la santa de algunos porque mañana comienza la vuelta al tajo para los que pretendemos dedicarnos a lo de la tiza y tal. Y eso me ha hecho recordar que tengo un montón de compañeros interinos que se han dejado la piel en este trabajo ingrato y no van a estar ahí acompañándome. Y todo gracias a que estos lumbreras llevan mutilando el sistema educativo mucho antes de que tú y yo hubiésemos nacido.

Continue reading