La despedida de Hazm

En las dos especies que hay de separación —es, a saber, la partida del amante y la del amado— ocurre la despedida, que es terrible espectáculo y situación difícil, en la que se quiebra la firmeza del más resuelto y se anuda la fuerza del más sagaz; en la que se anegan los ojos más reacios al llanto y sale fuera el amor escondido.

Ibn Hazm (1022): El collar de la paloma.

La lluvia de Hazm

Prosigue y no desmayes, y ten en mucho lo poco conseguido, pues la llovizna no es abundante y, sin embargo, cala.

Ibn Hazm, El collar de la paloma (1022)

Las grietas de Lena

La fortaleza y la habilidad inspiran admiración, pero no amor. Lo que infunde amor es la fragilidad humana, las grietas que llevamos dentro. Pero la fragilidad por sí sola no basta, debe completarse con autonomía y una cierta capacidad de reflexión crítica sobre uno mismo. Las grietas despiertan ternura, pero tarde o temprano aquello que produce ternura acaba engendrando agresividad. La menesterosidad pura es, a causa de su impotencia, tan imposible de amar como la fuerza bruta.

Lena Andersson, Apropiación indebida (2015)