#Lo tenemos todo

Ocurrió el otro día en clase en el centro de adultos donde trabajo. No fue en la mía, pero sería tan fácil que sucediera un episodio de estos que lo puedo imaginar sin dificultad alguna. El caso es que podría pasar en cualquier aula de este país de tontos del ciruelo y de la ciruela en el que nos hemos convertido, esforzándonos en alimentar la estupidez hasta que se nos ha quemado el arroz. Sí, perdonen que les diga, pero ya es demasiado tarde. Aunque aquí expertos de todo dan soluciones con ese aire solemne que parece dotar de credibilidad y lucidez las gilipolleces más grandes que puedan salir de la boca de un imbécil. Nos pasamos de frenada. Ya no hay vuelta atrás.

Continue reading

#El arte griego

Me paré de repente. La mirada se me quedó congelada en algún punto de la clase, y caí sentado en mi silla de profesor. Aquella pose introspectiva parecía digna de una fotografía de exposición, de esas que cuelgan con paspartú en elegantísimos marcos negros. La verdad es que el peso de la docencia es cada vez mayor. Y como me dijeron: «El toro cambia, pero el torero siempre es el mismo».

Continue reading