La anciana de San Pedrito

Anciana en el zaguán de su casa, en Santiago de Cuba

Anciana en el zaguán de su casa, en Santiago de Cuba

En una de tantas vueltas por la Ciudad de Santiago, caminando por sus barrios marginales, favelas, suburbios o como quieran llamarlos porque todos los barrios de Cuba son así: pobres. Como decía, en una de esas caminatas en que uno mira y mira buscando algo que le llame la atención, me topé con esta anciana. Estaba sentada en la puerta de su casa como tantas otras, dejando pasar el tiempo, sin comodidades ni lujos. Lo normal en la isla es pasar la tarde entre el zaguán y el porche de los hogares, charlando con los vecinos. Cuando me crucé con ella en seguida pensé en hacerle una foto, algo me dijo que lo hiciese. A veces, así se debe fotografiar, sin pensar, como dice Ricky Dávila: «hago fotos igual que hago el amor, sin pensar». Le pregunté si podía retratarla, me dijo que sí, y sin más palabras, ésta que ven, fue su pose.

Creo que hay muchos detalles que pueden comentarse de esta imagen, pero no quiero enrollarme demasiado. Solo diré que sus arrugas simbolizan la vejez de ella, de su hogar (fíjense que la madera de la puerta de su casa también tiene arrugas), la vejez de la misma revolución cubana (haría falta un poco de historia de Cuba para explicar esto)… ¿Y la pose? Parece haber perdido toda esperanza, haber perdido la fe en una vida mejor. Otro día, cuando consiga encontrar ‘El violinista’ de Robert Capa, volveré con esta imagen e intentaré comparar ambas.

PD: La imagen fue publicada inicialmente en blogspot con el mismo título de ‘Para Almudena’ el 23/9/2010. Regalada en la web para mi querida alumna Almudena Pérez, también lo fue impresa para mi querido compañero Manuel Jesús Cañada.

Comentarios