Manuel

Manuel, 4 años.

Manuel, 4 años.

Manuel con cuatro años lleva desde los dos en el centro de Abadahemuka. Observo que es de los más inquietos. Su mirada, sus movimientos haciendo travesuras, cogiendo galletas se asemejan al de un perro vigilado por su dueño. Sin embargo, cuando llegó no podía andar, ni sabía hablar; hoy nos regala algunas palabras sueltas. Al nacer permaneció durante una hora sin llorar; tuvieron que sacarlo del vientre de la madre a través de “forcepcs”. Es epiléptico. Mientras su madre, Esther, camina durante dos horas con él para llegar al centro, su padre prefiere quedarse en casa haciendo cosas más provechosas según nos cuentan.

Comentarios