Jóvenes

Jóvenes

En el Sáhara el ideal de belleza para la mujer, a diferencia del mundo occidental actual, consiste en tener la tez blanca y un cuerpo más grueso. Se piensa que para conseguir a un buen marido esto pasa por tales condiciones, de ahí que se afanen el protegerse de los rayos solares con la «melfa» (velo saharaui) y alimentarse profusamente para engordar. Cuando esto no se consigue por medios naturales es frecuente que se recurra a cremas y pastillas perjudiciales para la salud. Las primeras tratan de matar la melanina con un componente alto en mercurio tremendamente nocivo y existen charlas que intentan sensibilizar sobre el riesgo que se corre con esta práctica.

Comentarios