Escuela

La escuela

La escuela

El siroco ha pasado por el campamento de refugiados de Bojador. La escuela no iba a ser una excepción, y la capa de polvo se reparte por todas las mesas y pupitres ya de por sí maltratados por el paso del tiempo. Las condiciones en las que estudian los niños no son las mejores. Se le llama escuela porque se sigue a pies juntillas aquella frase de Mario Moreno “Cantinflas” en su película de ‘El Profe’, que reza «donde hay un maestro y un alumno, ahí hay una escuela». Sin duda son los niños quienes sufren con mayor insidia la erosión del conflicto.

Comentarios