Campo de fútbol

Jugando al fútbol

Muchas tardes un grupo de jóvenes deportistas entrena en el campo de fútbol que hay a la entrada de Bojador. El siroco borra constantemente las líneas del terreno y deben trazarse de nuevo como los programas de la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental). En el campamento no existe otra distracción salvo la Escuela de cine cuando proyecta alguna actividad, de ahí que tantos niños practiquen el deporte rey. Sin embargo, son muchos los que comienzan a denunciar la entrada de drogas y alcohol que llegan entre otras partes desde Marruecos y ponen en jaque la sobriedad de las antiguas tradiciones islámicas, así como el espíritu saharaui ancestral.

Comentarios